lunes, 6 de junio de 2011

Ideas para la prosperidad económica y social de Guayana (III)


 Seguimos con esta oferta social de caras a la celebración de los 50 años de Ciudad Guayana el próximo 02 de julio. Fecha propicia para la reflexión de todos los sectores políticos, económicos y sociales, responsables de crear los espacios necesarios para el diálogo y el consenso del progreso y del desarrollo bajo el compromiso común de eliminar la pobreza y toda fuente de exclusión. A pesar de la resistencia a los cambios de la mayoría de la dirigencia política, soy optimista que mas temprano que tarde la moral, la ética, los valores del respeto de la propiedad privada, del sistema de libertades, de la familia, se impondrán para lograrlo; de la manos de la imaginación creadora de los mas capaces, de los mas conocedores y de los de mejores poseedores de voluntad de servicio social. Hoy abordaremos el objetivo de mi propuesta y los principios fundamentales del desarrollo en los cuales ha de sustentarse la gobernabilidad de la región.

 II. Objetivo Central del Plan Estratégico

 Compartir con la ciudadanía bolivarense una  propuesta de PROSPERIDAD, basada fundamentalmente en cuatro (04) palancas indispensables para recuperar la integridad social de manera armónica, participativa, segura y viable; ellas son:

 1) La del desarrollo social, donde se invierta los mayores recursos  en generación de capacidades humanas e infraestructura social y productiva.

 2) La de un crecimiento económico sostenido, que contribuya con el desarrollo social, mediante la creación de oportunidades (empleos), que permita al ciudadano forjar su propio futuro individual y familiar.

 3) La del diseño y ejecución de una política ambiental, para el mejoramiento de la calidad de vida y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales para las generaciones actual y las futuras.

 4)  La del desarrollo de una conciencia ciudadana, capaz de asumir sus derechos y deberes participando en la toma de decisiones públicas de manera activa y organizada en procura del bienestar colectivo.

 III. Principios rectores del desarrollo

 III.1. Honestidad, transparenciay participación ciudadana
 La corrupción forma parte de una cultura de trabajo en instituciones y empresas públicas. Por eso, los próximos gobiernos: regional y municipales deben no solo estar comprometidos sino convencidos de la  responsabilidad de detectar, combatir y suprimir este flagelo social en el manejo de los presupuestos públicos y en la prestación de servicios a la ciudadanía.
 La tradicional corrupción y el manejo patrimonial de las instituciones públicas ha convertido al derecho a la información y la transparencia en demandas fundamentales de la sociedad. Si la ciudadanía observa pulcritud y decencia en el manejo de las finanzas públicas y si tiene acceso rápido y suficiente a la información generada en las instituciones públicas, los grados de colaboración y participación aumentan, generando sinergias positivas que permiten recuperar y profundizar la relación gobierno-sociedad.
 En consecuencia la honestidad, la transparencia y la participación ciudadana, deben ser compromisos y prácticas cotidianas y permanentes en los próximos gobiernos: regional y municipales

 III.2. Visión regional integral para la equidad y la sustentabilidad.
 La planeación regional y sustentable del Estado Bolívar debe tener uniformidad de criterios en cuanto a lograr los objetivos de mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos independientemente de las subregiones u otros municipios. Debe tender a garantizar el equilibrio de los distintos factores: el ambiental, el social, el económico, el territorial, con la participación de los actores sociales y productivos locales.
 El modelo de desarrollo regional sustentable debe buscar revalorar y aprovechar correctamente los recursos naturales, culturales y humanos de las regiones, impulsando y desarrollando las nuevas habilidades políticas, educativas, productivas y organizativas de la gente, construyendo y reconstruyendo el tejido social y productivo desde el espacio geográfico territorial.

 III.3  Visión de desarrollo económico-social con sentido humano.
 Si el modelo de desarrollo que proponemos y en el que creemos tiene como objetivo principal lo social, entonces tenemos que llevar esta visión a la economía. El modelo de desarrollo conocido en nuestro país, en nuestra región, no han colocado a la gente, a la sociedad como el objetivo, sino a la acumulación de capital, un modelo rentista, dependiente del petróleo, y acá en el estado Bolívar, además de lo anterior, dependiente de las empresas básicas. Un modelo de desarrollo económico, que no busca aliviar los males de la sociedad, que no se propone crear las condiciones para el reparto equitativo de los bienes y servicios, nunca podrá lograr el equilibrio, la armonía social, la prosperidad de la población.

 Necesitamos revertir una política social insana, que no se reduzca al asistencialismo, al subsidio, sino que se oriente fundamentalmente a la generación de condiciones -a través de la inversión en infraestructura y desarrollo de capacidades humanas- para un desarrollo económico incluyente y democrático, donde cualquier ciudadana o ciudadano que se lo proponga pueda participar en la producción, en la generación de riqueza, implementando su propio negocio o empresa, o se dedique a un oficio, profesión o actividad social. (Continúa).

Edición 1156. Twitter: @renenunezr


No hay comentarios:

Publicar un comentario